The Word for the Blog is Scientifiction

sábado, 23 de diciembre de 2017

Empty Space: A Haunting, de M. John Harrison


                           (You can also read this review in English)


Me ha gustado, pero no sé el porqué. Tal vez si escribo una reseña pueda poner mis pensamientos en orden. Y, quizás, podría explicarlo a los amables lectores y lectoras del blog.

Recientemente leí una conversación sobre autores literarios y no literarios en el género de ciencia ficción. M John Harrison pertenece sin duda al primer grupo. Su ciencia ficción es ... ¿hard? No lo creo, aunque su base científica parece sólida. ¿Space opera? Puede, pero está a años luz de otros autores que conozco (excepto quizás el malogrado Iain Banks). ¿Ciencia ficción weird? En realidad, esta cuestión no es importante: pienso que es bueno que un autor sea inclasificable.

Esta es la tercera novela de una trilogía. La primera es Light (2003, Luz en la edición española), y estoy de acuerdo con una crítica que en su momento dijo que Light es brillante. Acerca de la segunda, Nova Swing (2007), confieso que apenas terminé el libro. Así que cuando he empezado Empty Space: A Haunting (2012) lo he abordado con una actitud diferente: es decir, de una manera menos racional y más orientada al disfrute de la lectura. Y ha funcionado... más o menos. Sí, ha sido un placer leer la prosa de M. John Harrison pero bueno, un reto de lectura también, especialmente si uno debe dedicarle ratos libres en vez de tardes enteras.

Gracias a mi lector Kindle y su diccionario (si lees en otros idiomas debes probar la función Word Wise como atajo para las definiciones, pero en este caso el idioma inglés fue el menor de mis problemas). Con frecuencia he tenido que usar la función buscar en el libro, buscando palabras o acrónimos, detalles, significados o pistas, o cualquier cosa que podría haber perdido en capítulos anteriores que no me permitían entender completamente lo que estaba leyendo. Esto y relecturas de capítulos enteros, por supuesto. Como he dicho, las obras de M. John Harrison no son una experiencia fácil para el lector.

Ambas portadas tienen que ver con la obra : )
En cuanto a argumento y los personajes: en nuestro siglo XXI, Anna Waterman, una mujer depresiva de cincuenta y tantos años que ignora cómo superar su desastroso matrimonio con Michael Kearney (un personaje difunto de Luz, sus desquiciados estudios condujeron al descubrimiento del viaje interespacial). Mientras tanto, en otro lugar y futuro lejanos, una mujer conocida como la asistente no sabe nada de sí misma: ignora quién alteró su organismo (tailored en inglés) otorgándole increíbles habilidades, como un radar interno de frecuencia de 27 a 40 GHz, y también una total sensación de anomia de tal manera que ni tan solo posee un nombre propio (el autor dedica algunas páginas explicando todos los nombres que la asistente está considerando sin decidirse por ninguno). Y en este mismo futuro, Fat Antoyne, Liv Hula e Irene The Mona, la tripulación de la nave Nova Swing, tienen la desconcertante misión recoger unos misteriosos objetos alienígenas conocidos como mortsafes.

M. John Harrison juega con el lenguaje y fuerza su sentido de una manera que sugiere asombrosas maravillas. Y sobre los diálogos, son exquisitos. Creo que el autor, aunque se dedique a sumergirnos en el extraño universo de sus novelas, sabe muy bien cómo describir la naturaleza humana. Como el artista que es capaz de pintar un retrato o paisaje perfecto, pero se inclina por el arte abstracto: es un genio y puede hacer todo lo que desee. La sensación es que te pierdes muchos detalles que solo podrás descubrir con una segunda o tercera lectura. Me doy cuenta de lo terriblemente inteligente que debe ser el autor (¡Y de cuánto le envidio!).

Sin embargo, no quiero transmitir la sensación de que Empty Space: A Haunting es una obra maestra. En mi opinión, no es una novela redonda ni mucho menos. Y siendo ya la tercera de la trilogía, empiezo a ver algunos trucos del autor.

Entonces, ¿vale la pena la lectura? Sí, si te gusta la literatura. Sí, si te gusta encontrar momentos de un asombroso sentido de la maravilla, pero como lector de ciencia ficción no sé aún si esto es una broma cósmica o si simplemente el autor se ríe de nosotros.

Para comprender mejor toda la trilogía, debería volver a leer Luz. Y también Nova Swing (¡Ains!). Y por supuesto también debería releer este que tengo entre manos, pero sucede que nos dejamos cautivar por las novedades y nos olvidamos de deleitarnos de la buena literatura como los libros de M.John Harrison.

Realmente no sé si debería recomendar el conjunto de trilogía, pero si no la habéis leído aún os recomiendo Luz, que sigue siendo una de mis novelas preferidas de ciencia ficción y que es una de las muchas joyas de la colección Bibliópolis (Nova Swing también está publicada por la misma editorial, Empty Space en fecha de hoy no está traducida).

2 comentarios:

  1. Me gusta tu reseña. Creo que resumes bien las sensaciones encontradas que te producen estos libros. No he leído nada de Harrison y no sé si me arriesgaré, pero he pasado un buen rato aquí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mertonio, muchas gracias por tu comentario (y perdón por la demora en la respuesta).

      Hombre, yo me atrevería con "Luz". Si es el caso ya me dirás qué te parece ;-)

      Eliminar