The Word for the Blog is Scientifiction

domingo, 9 de marzo de 2014

Arcana, de Tamara Romero

Esta vez saldremos un poco del propósito formal del blog para reseñar una novela de corte fantástico.

Arcana se sitúa en un lugar y un tiempo indeterminados, en algunos aspectos cercano a nuestra realidad y en otros muy distante. Arcana es también conocida como Ciudad Escalera puesto que sus calles y edificaciones descienden por una inmensa montaña, con algunas construcciones que provienen de tiempos inmemoriales.

Nuestra primera protagonista es Moira, quien hace poco se ha trasladado a la ciudad y se aloja en una pequeña buhardilla en el barrio de Misterios, junto con su gata Morgana. Misterios podríamos decir que es el equivalente a un barrio bohemio, en el que conviven artistas, estudiantes y muchos personajes curiosos de la ciudad.

A través de las andanzas de Moira y otros personajes conoceremos algunos extraños y a veces inquietantes lugares de Arcana. Otros nos serán sugeridos, de modo que la Ciudad Vertical nos guarda más secretos de los que se nos está contando. Los gobernantes de Arcana, Yuri Vorlake y su mujer Lidochka, también conocidos como los Rapsodas, residen en la cima de la enorme montaña-estado, en el Palacio de los Cielos. Precisamente aquí arranca la trama, con los problemas familiares de los Vorlake: la marcha de su hijo mayor, el rebelde y apuesto Dante, y el verdadero desencadenante que es la desaparición o el secuestro de su hermana Libet.


Moira conocerá a la detective Nix Ber-Merat. Ellas dos por un lado, Dante Vorlake y los Estoicos (así se apoda su banda) por otro, tratarán de resolver el enigma de la desaparición de Libet. Conoceremos a la Compañía de Teatro Verdadero y otros personajes de estética weird de la ciudad. Algunos con un poder extrasensorial, algo frecuente en el universo de Arcana; otros, simples embaucadores que en realidad son bundos, personas sin ningún poder.
Gran portada de Mario Arturo

Podemos ver que Arcana es una novela joven, como lo son sus personajes, y que estos se enfrentan a los problemas en su ambiente, esto es, mayormente recorriendo los locales de moda de Misterios. Es más, parece una novela tejida de sueños de juventud: la emancipación y el traslado a una ciudad llena de oportunidades, la aparición de poderes en la adolescencia, la vidilla nocturna...

Me ha llamado la atención los nombres, una cuestión siempre interesante cuando son inventados por el autor. Algunos sonarán ingenuos pero en conjunto no dejan de tener encanto: Moira, Nix Ber-Merat, los Rapsodas, su secretario Isaac de Smet, la profesora de piano Camila Minx, las componentes del grupo Tunguska: Es Hielo, Viva y Tristezza; y me dejo unos cuantos.

Una cosa que al principio me desconcertó fueron detalles del tipo cámaras fotográficas de revelado coexistiendo con ordenadores, teléfonos sin telefonía móvil; o bien, algunas marcas conocidas... ¿Una especie de presente alternativo de los ochenta? Evidentemente lo estoy planteando mal, se trata de una novela fantástica y por tanto debo dejar de lado mis hábitos cienciaficcioneros. La autora, utilizando su libertad creativa lo ha decidido así. No es discutible, en todo caso es una cuestión de gustos.

No importa si el argumento incurre en algún tópico, o que la trama sea previsible en algunos momentos, en general la novela mantiene la originalidad. Sin embargo, deja cabos sueltos, algunos necesarios al tratarse de una saga pero otros que podrían haberse cerrado mejor -incluso teniendo presente que se trata de una primera novela-, por los motivos que comento en el siguiente apartado. En todo caso está claro que el universo de Arcana es lo bastante rico como para dar lugar a más historias.


No es publicable

Lo anterior son cuestiones menores. El problema de Arcana es que simplemente no es publicable. Me sabe mal decirlo pero a nivel de escritura en algunos momentos es una chapuza.

Hace falta una corrección a fondo de expresiones, composición, coherencia, diálogos y como he dicho el argumento se podía cerrar mejor. En resumen: UN REPASO DE TODO. Simplemente tal como está considero que no es un libro que se pueda vender.

Cuando juegas a ser tu propio editor, eres dueño de tu libro de una manera muy distinta a la intermediación de una editorial (de la misma forma que el lector lo es de su experiencia y yo de mi reseña), pero entiendo que esto no elimina en absoluto el criterio de autoexigencia y autocrítica en tus trabajos, en cierta manera lo complica.

Dicho de otra manera, la autoedición permite al autor hacer lo que le plazca con su obra, faltaría más, pero mi reseña también debe ser fiel a lo que mis ojos han leído. Creo que no le hago un favor a nadie si no dijese las cosas como las veo, incluyendo a la propia autora.

Tamara comenta en una nota final que se trata de una novela de juventud que en su momento no terminó y que ahora ha decidido publicar. Entre lineas entiendo que se ha propuesto dedicarle un trabajo mínimo y (asumo) no desviar más tiempo del necesario para otros proyectos que eventualmente tendrá la autora. Yo opino que debería considerar su prestigio como escritora (oí hablar bien de su anterior relato, Sus Dedos), y más si piensa continuar con esta saga. En otras palabras, si las secuelas han de tener el mismo nivel que ésta ya me las puedo escribir yo mismo, gracias.

Por otra parte, imaginando que no existiesen los (t)errores mencionados yo digo que es un libro disfrutable, para jóvenes (supongo que caería en la categoría young adult) y, por qué no, para todo el mundo en general si sabes lo que vas a leer. Al fin y al cabo, después de una larga jornada de trabajo, cuando has conseguido acostar a los niños, puede que no te apetezca leer La casa de las hojas sino una lectura más ligera (Vamos, como en el cine: a ver, que levante la espada láser quien no se lo pasa bien viendo Star Wars). Por mi parte, puedo decir que la trama y los personajes me han cautivado.

Creo que Tamara es una escritora con talento, que muestra su genio en algunos momentos de la novela. No se trata de una autora limitada sino de un trabajo mal acabado. Desde este modesto blog me permito recomendarle que tratándose de un ebook autopublicado, lo retire del mercado y le pegue el repaso a fondo que le hace falta y luego vuelva a publicar la versión corregida. Y por ejemplo, sería un detalle regalársela a quien acredite haberla comprado antes. También le recomiendo que una vez hecho esto que continúe escribiendo estas historias sobre Ciudad Escalera que tiene en el tintero, que seguro que serán interesantes.


4 comentarios:

  1. Yo llegué a "Arcana" después de "Her Fingers", que me gustó mucho, y no fui capaz de pasar de las primeras páginas :-(

    ResponderEliminar
  2. Hola Malapata, gracias por comentar.

    Yo sí que encontré entretenida la novela pero... en fin, lo que digo en la reseña.

    Según tengo entendido su última publicación "Pérfidas" la dejan muy bien (aún no la he leído).

    ResponderEliminar
  3. Lo cierto es que no le llegué a dar tiempo a empezar la trama, me echó para atrás la forma en que estaba escrita, por las cosas que comentas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me alegra saber que no soy el único (bueno, en realidad en este caso mucha gente lo comentó).

    Un saludo.

    ResponderEliminar