The Word for the Blog is Scientifiction

martes, 12 de noviembre de 2013

QUIERO SER COMO HUGH HOWEY


- Carles, ¿Quieres venir a la presentación del autor sensación del momento, en la librería que es la meca del fantástico?

- Pues... No sé... Me lo tengo que pensar... 


Como os podéis figurar la cosa no fue exactamente así. Me refiero a la presentación de la novela Espejismo (Wool) en Gigamesh.

La catedral del friquismo
Ya sé que cuando yo voy otros han vuelto, es decir que de esta presentación ya se ha hablado -y de la novela también-, por tanto me limito a mostraros algunas impresiones.

Son las ocho y cuarto. Gigamesh cierra puertas y entramos. Después de una breve introducción de Alba Peña, de Minotauro, lo primero que nos dice Mr. Howey es: Please, serve yourselves (hay refrescos encima del mostrador). Lo segundo es que empecemos a hacerle preguntas.

Un tipo majo Hugh. Contesta afablemente a lo que se le pregunta, sin rodeos, por ejemplo sobre lo que llega a vender. Es un placer escucharle, se expresa tan claramente como escribe. La verdad es que incluso con mi inglés autodidacta entendí perfectamente todo lo que decía. 

Supongo que a estas alturas ya empieza a estar rodado de hablar de su novela. Nos comenta que publica el primer relato de la serie mediante el servicio de publicación directa de Amazon y cómo éste empieza a ser conocido; que los lectores le piden cada vez más, hasta completar Espejismo con los cinco primeros relatos; hasta el fenómeno mundial en que se ha convertido hoy en día. Se da cuenta que su vida ha cambiado -para siempre- el día que se escucha a sí mismo decirle a su jefe (trabajaba en una librería) aquello de los quince días de antelación para dejar su empleo.

Me encantan las comparaciones que utiliza, algo que por lo que llevo leído también destaca en la novela. Cuando uno autopublica su trabajo es como el músico que sale a tocar a la calle para darse a conocer: su primera recompensa serán las monedas que recoja en su sombrero, posteriormente si tiene talento y suerte conseguirá publicar un disco.

Continua explicando las ventajas de empezar con un relato stand-alone, en alusión a que se encuentra disponible en descarga gratuita tanto en inglés como en castellano. Nos lo cuenta con otro símil, esta vez proviene de su ex-adicción (palabras suyas) a los juegos de ordenador: es como la demo que el cliente prueba antes de comprar el producto. A propósito, le preguntan sobre el parecido de un elemento de la novela con un conocido juego, a lo que responde con cara de no haber roto nunca un plato que no lo sabía.

Me quedo boquiabierto con algunos datos. Nos explica como si tal cosa que al principio insiste en rechazar una tras otra las ofertas de las editoriales. ¡Incluso las de seis cifras! Su mujer se lo recriminaba: You are crazy! (risas). Confiesa que a ella, junto con su madre, les debe parte del éxito. Son las primeras en leer sus trabajos y las describe como unas críticas implacables.

InfinitoAlex y Qdony escuchando a un tipo que presenta un libro
Hay que tener las ideas muy claras para hacer lo que ha hecho este hombre. Si hubiese firmado antes, como nos comenta él mismo, Wool posiblemente continuaría siendo la máquina de hacer dinero en que se ha convertido hoy en día, lo único que éste acabaría en manos de la editorial. Por cierto, también ha vendido los derechos para el cine. Puede que en un futuro podamos ver a George Clooney y a Sandra Bullock interpretando los personajes del primer relato (es broma) (o no).

Actualmente estoy vendiendo unos 100.000 ejemplares al mes, responde con toda frescura. Entiendo que se refiere sólo a la edición digital, de la que por cierto conserva los derechos. Y la cosa seguro que va en aumento, puesto que ahora su trabajo se está abriendo al mercado internacional (al día siguiente debe partir a primera hora hacia Finlandia). 

Nos dice que su filosofía es bien clara: prefiere vender su obra a un precio menor y así poder acceder a más lectores que no a la inversa. Al final es él quien pregunta: ¿Cuántos de vosotros no habéis soñado con escribir publicar una novela? Los demás levantan la mano (yo levanto las dos). 

Así es Hugh Howey, un hombre que ha cumplido su sueño. 

Os dejo que estoy impaciente por ver cómo continua la novela. 


PD: Después de la presentación, cervezas con algunos asistentes. Un verdadero placer conversar con unos y desvirtualizar a otros.
  

2 comentarios: