The Word for the Blog is Scientifiction

lunes, 28 de abril de 2014

El somriure d'un eco, de Jordi Gimeno


XIV Premio de Narrativa de ciencia ficción Manuel de Pedrolo, Ciutat de Mataró, 2012

Debo confesar que en la presentación de esta novela en la pasada III Trobada de Ciència-Ficció, Fantasia i Terror Eclèctica pensé que Jordi Gimeno, en su afán de dar a conocer su obra, nos estaba proporcionando demasiada información de la misma, por lo que decidí desconectar a media presentación. El caso es que estaba equivocado por que El somriure d'un eco
Presentación del libro, A.Munné Jordà y Jordi Gimeno
(La sonrisa de un eco) 
tiene mucha tela. Particularmente porque la premisa fantástica es sólida y se nota que las posibilidades del argumento han sido muy trabajadas por el autor. Además, pienso que es una mezcla de ciencia ficción y novela negra muy lograda.

Al igual que hizo en su exposición, nada más empezar la novela el autor ya pone algunas cartas sobre de la mesa: ¿Os habéis fijado en el lugar preeminente que se le dedica a la televisión en muchos hogares? Pues en un futuro medioambientalmente desastroso, en el que salir a la calle solamente supone sufrir incomodidades y riesgos, lo será la tecnología del rombódromo. El rombódromo es un dispositivo multimedia, de red, 3D y muchas cosas más; resumiendo, que proporciona unas sensaciones mucho más intensas que nuestra TV u ordenador. En el mundo que nos presenta el autor está presente en todas partes, de forma que todos los hogares tienen un techo en forma de cúpula característico de este dispositivo.

Dentro de esta tecnología se desarrolla otra, la de los ecos que da nombre a la novela. La concepción de los ecos se basa en una idea sencilla, cienciaficcionalmente hablando: todos nosotros dejamos un rastro digital en forma de llamadas, imágenes y vídeos, registros de todo tipo, públicos y privados; o bien de nuestra participación en redes sociales, foros, etc. La tecnología eco permite recopilar toda esta información biográfica para ofrecer una simulación de la persona que previamente ha contratado este servicio. Esta simulación se activará una vez haya muerto para disfrute de sus herederos.

Este es pues el marco de referencia, la contraportada nos explica el descenso al infierno del inspector Guiu Montal, un policía del futuro adscrito a la Ecomisaría, una unidad dedicada a a investigar los delitos relativos a la tecnología eco, que permite a los vivos interaccionar con los muertos. Pues sí, el inspector Montal se encuentra en una etapa de su vida en la que si mira hacia adelante no ve nada bueno y para atrás todo son malos recuerdos y oportunidades perdidas. Y ante todo el hecho que nunca ha superado la pérdida de su amada.